23 de abril de 2019

1

Tarta de crema y yema - Mona de Pascua - Pastel de Cumpleaños

En Catalunya es típico regalarle al ahijado una tarta con alguna figura de chocolate el Lunes de Pascua y este año es la primera de muchas Monas que le cocino a mi ahijada Irene. Además fue su primer cumpleaños hace 3 días y la Mona además incluye su velita pollito.

Es una tarta con base de bizcocho genovés y crema pastelera con cobertura de yema pastelera. Es una tarta que se puede preparar perfectamente para cualquier otra celebración; no es difícil pero es entretenida, ya que tenemos que empezar a prepararla el día antes de consumirla.





Para el bizcocho genovés
  • 6 huevos (a temperatura ambiente)
  • 190 gr. azúcar
  • 190 gr. harina de repostería
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Mantequilla para untar el molde
Para el almíbar

  • 100 gr. agua
  • 100 gr. azúcar
Para la crema pastelera

  • 2 huevos
  • 500 gr. leche
  • 50 gr. maizena
  • 100 gr. azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar avainillado
Para la yema pastelera

  • 4 huevos
  • Azúcar (el mismo peso de azúcar que de los huevos sin cáscara)
  • 15 gr. maizena
  • 1 hoja de gelatina
  • 90 gr. agua
Para la decoración

  • Virutas de chocolate
  • Figuritas
  • Huevos de chocolate
  • ... (a vuestro gusto e imaginación)






  • 1 molde desmoldable de 20-23 cm de diámetro
  • 1 cazo pequeño
  • 1 batidora de varillas 
  • 1 bol grande
  • Espátulas 
  • Papel de horno
  • Lira o cuchillo largo (para cortar el bizcocho)
  • Pincel
  • Varilla para batir huevo


Comenzaremos a preparar esta tarta el día anterior a consumirla, preparando el bizcocho. Introducimos los huevos en un bol grande, junto con el azúcar y batimos hasta que quede bien montado, serán aproximadamente unos 10 minutos si lo haces con batidora eléctrica, y verás que el volumen se llega a triplicar.

Tamizamos la harina y la introducimos en la mezcla de huevo y azúcar, mezclando con movimiento envolventes y suaves para que la mezcla no se baje.

Introducimos toda esta mezcla en el molde desmoldable, que previamente untaremos con mantequilla. Yo le he puesto en la base un papel de horno, para que al desmoldar, no se rompa el bizcocho.


Tendremos el horno precalentado a 185ºC, con calor arriba y abajo y con el ventilador, e introduciremos la mezcla 30-32 minutos, hasta que pinches y salga seco.


Reservamos hasta que se enfríe.

Mientras tantos vamos preparando el almíbar. En un pequeño cazo introducimos el agua y el azúcar, removemos hasta que hierva 2-3 minutos y reservamos.

Por último preparamos la crema pastelera en otro cazo pequeño, introducimos todos los ingredientes  (leche, huevos, maizena, azúcar y vainilla) y a fuego lento removemos hasta que comience a hervir, y verás que empieza a espesar, en ese punto, lo sacas del fuego y reservamos.

Una vez ya tenemos el bizcocho atemperado, lo pasamos a desmoldar con cuidado. y lo ponemos en la bandeja de presentación. Yo lo pongo boca abajo, porque la parte de abajo ha quedado mucho más perfecta de forma.

Cortamos el bizcocho genovés en dos, pinchamos la base del bizcocho y con un pincel la mojamos con el almíbar de azúcar. A continuación con una espátula cubrimos con la crema pastelera el bizcocho y colocamos encima la segunda mitad del bizcocho, apretando con cuidado para asentarlo.  La segunda mitad del bizcocho también la pinchamos y la mojamos con el resto de almíbar.

Una vez llegamos a este punto, cubrimos la tarta con un paño y la reservamos en la nevera hasta el siguiente día que la acabaremos de montar.


Llegados el día de consumir la tarta, pasamos a preparar la yema pastelera, de la siguiente forma. En un cazo introducimos los huevos y los pesamos (sin cáscara). El mismo peso de los huevos los preparamos de azúcar en un bol.

En el bol del azúcar añadimos la maizena y en el cazo del huevo añadimos el agua.

En otro bol introducimos un poco de agua y la lámina de gelatina, para hidratarla. Reservamos.


Vertemos el bol de azúcar + maizena en el cazo del huevo y empezamos a remover con unas varillas hasta que desaparezcan los grumos. Una vez en este punto, ponemos a fuego lento el cazo y sin parar de remover estamos hasta que la mezcla empiece a hervir y por lo tanto a espesar.

Es ahora el momento de retirar del fuego y añadir la lámina de gelatina hidratado y remover con fuerza hasta que se mezcle con el resto.


Sacamos de la nevera el bizcocho y con la ayuda de una espátula cubriremos el bizcocho por la parte superior y los laterales, hasta que quede lo más liso posible. Y volvemos a introducir en la nevera aproximadamente unas dos horas.

Pasadas las dos horas, prepararemos la cobertura, aquí ya imaginación al poder, como yo iba a hacer una mona, lo que he hecho es cubrir los laterales con virutas de chocolate y colocar arriba los huevos de chocolate, las figuras típicas que se compran y las plumas.

Reservamos en la nevera y lista para disfrutarla todos y en especial los más pequeños de la casa.




* Receta inspirada en www.marialunarillos.com

1 comentario:

  1. OHHH!!! Noelia, que bien saber de ti!! como siempre, que buena receta de tarta (y mona).
    Me la apunto!!
    Espero que este bien y todo te vaya "divinamente"
    Petonets guapísima

    ResponderEliminar

¡Gracias por hacer un comentario en catapunchinpun.com!