13 de noviembre de 2017

2

Pimientos rellenos gratinados

Este fin de semana cociné algo, que nunca había cocinado antes, unos pimientos rellenos de carne gratinados al horno. Es una receta muy sencilla, así que aquí os la dejo, por si os animáis. Es una receta que se puede dejar cocinada a punto de gratinado, por lo que si tienes planes antes de la comida, luego no cuesta mucho acabarla de cocinar. Aquí os dejo la receta.






(Para 3 personas)

  • 3 pimientos rojos pequeños (yo he comprado un pack que vienen de 3 colores, eso ya a tu gusto)
  • 500 gr. carne picada (yo uso una mezcla de carne de pollo y pavo, pero puedes escoger la que más te guste a ti
  • 1/4 cebolla
  • 5 lonchas jamón dulce
  • 1/4 pimiento rojo grande
  • queso rallado al gusto
  • Aceite, sal, pimienta, vino blanco





  • 1 sartén
  • 1 bandeja de horno







Limpiamos los pimientos pequeños y les quitamos "la tapa", es decir, la parte de arriba, con cuidado, no se nos rompan los pimientos.

Reservamos estas "tapas", ya que aquí no tiramos nada.

Los limpiamos por dentro, que no queden semillitas.


Introducimos los 3 pimientos en una bandeja y al horno a 200ºC durante 15 minutos.

Mientras tanto, vamos preparando la carne. En una sartén introducimos un chorrito de aceite y la cebolla partidita en trocitos bien pequeños y a fuego lento la vamos haciendo. Cuando la cebolla ya esté blanda, añadimos un chorro de vino blanco, que nos dará un sabor especial al relleno.


Cuando el vino se haya evaporado, haremos lo siguiente.

Teníamos las "tapas" de los pimientos apartadas, pues bien, cortamos a trocitos el pimiento de las "tapas" y le añadimos el cuarto de pimiento rojo, también a trocitos.

Todo ello lo introducimos en la sartén con la cebolla y lo seguimos pochando, hasta que los pimientos estén blanditos.


En este punto, añadimos la carne picada, el jamón dulce troceado, y sal-pimentamos al gusto.


Hacemos la carne a fuego lento, la retiramos cuando esté bien cocinada, aproximadamente 15-20 minutos.


En este punto, ya tendremos reservados los pimientos asados.


Introducimos la mezcla de carne picada en cada uno de los pimientitos.

A mi me sobró carne, no os penséis que la he tirado, la he guardado en un tupper, y al congelador, para cocinarla otro día, por ejemplo, con pasta.

Lo cubrimos con queso rallado y al horno en modo gratinado durante 10 minutos a 200ºC.

Y listo para disfrutar.




2 comentarios:

  1. Que buenos tienen que estar esos pimientos. Receta apuntada!!
    Besitos guapi!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Manuela!!!!
    Se me ha ocurrido que la próxima vez que los haga, los haré con bechamel....igual están más buenos...jijiji
    Besos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por hacer un comentario en catapunchinpun.com!