19 de diciembre de 2013

4

Tarta mousse de frutos rojos

El mes pasado fue el cumpleaños de mi madre y como le gustan mucho las tartas tipo mousse, y ya el año pasado le preparé la tarta mousse de limón; este año me decidí por la tarta mousse de frutos rojos. Y la verdad es que fue todo un acierto y éxito entre todos los que la probaron. Así que aquí os dejo la receta, que parece que tiene muchos pasos, pero no es tan complicada, como todo en la vida, sólo requiere paciencia y tiempo.








  • 200 gr. galletas tipo María
  • 100 gr. mantequilla a temperatura ambiente
  • 500 gr. queso tipo philadelphia
  • 500 ml. nata para montar con 35% m.g.
  • 300 gr. frutos rojos a temperatura ambiente (yo los uso de los que venden congelados)
  • 200 gr. azúcar
  • 6 hojas de gelatina pequeñas
  • 1 vaso de leche
  • 1 sobre de gelatina de fresa







  • 1 molde desmoldable pequeño-mediano
  • 2 bol
  • 1 batidora
  • Papel de horno
  • 1 olla pequeña






Lo primero es preparar la base de la tarta a base de galleta. Trituramos las galletas que queden polvo. Añadimos la mantequilla funduda y lo mezclamos todo hasta conseguir una masa.

Esta masa la colocaremos en el molde desmoldable (recubierto de papel de horno, para que sea más fácil desmoldar, y el borde del molde con una hoja de plástico transparente para cocina), y haremos una "cama". Lo introducimos en la nevera.


Hidratamos las hojas de gelatina en un plato con agua, durante 5 minutos.

Calentamos la leche en una olla, en el momento que va a empezar a hervir paramos el fuego e introducimos las hojas de gelatinas escurridas y las disolvemos con ayuda de una cuchara. Reservamos.

Trituramos los frutos rojos. Reservamos.

Batimos el queso con el azúcar y seguidamente le añadimos los frutos rojos. Y después le añadimos la mezcla de leche con gelatina.
En otro bol montamos la nata y vamos vertiendo poco a poco la nata en el bol de la mezcla de frutos rojos. Con ayuda de una cuchara vamos dando movimientos envolventes hasta conseguir mezclarlo todo y que sea de color rosa.

Sacamos de la nevera el molde que tenemos con la galleta e introducimos toda la mezcla de la mousse.

Es posible que nos sobre, y como aquí no se tira nada, yo cogí dos boles pequeños, eché la mousse que me sobró, y  ya tienes un delicioso postre individual.

Pero volvemos a la receta. Una vez tenemos la mezcla de mousse en el bol, la introducimos un mínimo de 4 horas en la nevera.

Pasadas las 4 horas, pasamos a realizar la cobertura. Que ya es lo más sencillo. Cogemos el sobre de gelatina de fresa e introducimos el agua que nos dice en las instrucciones en una olla pequeña. Removemos la mezcla.

Sacamos de la nevera la tarta y vertemos con mucho cuidado la gelatina sobre la mousse.

Volvemos a introducir en la nevera un mínimo de 2 horas. 

Pasado este tiempo la sacamos de la nevera y desmoldamos con cuidado.

Y ya estaría lista. Yo simplemente le puse unos adornos de chocolate negro fundido, para darle un tode de cumpleaños a la tarta.

Únicamente recordar que la tarta debe mantenerse siempre en la nevera.

A disfrutarla.



4 comentarios:

  1. A mi también me gustan las tartas tipo mousse, son muy suabes y nada pesadas. Esta te ha quedado fantástica, a tu madre le gustaría mucho. Felicidades atrasadas. Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  2. Se ve con una pinta estupenda!!

    ResponderEliminar
  3. Qué delicia guapa, a mi también me encantan las tartas tipo mousse, ésta te ha quedado fantástica!
    Felicidades atrasadas!
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Hola a todas!!!! Las tartas tipos mousse son mis preferidas, tiene una textura fresca y suave, que se hace fácil de comer después de una copiosa comida. Besos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por hacer un comentario en catapunchinpun.com!