10 de junio de 2013

14

Salmojero Cordobés

Hoy os traigo una receta muy veraniega y creo que de aquellas que cada uno hace con un detalle diferente. En este caso yo me he basado en el Salmorejo Cordobés de mi buen amiga Lola (Las recetas de Lola). Ella, como buena cofrade de la Cofradía Gastronómica del Salmorejo Cordobés, intenta llevar ese maravillo plato de su tierra allá donde va. 

Es una receta sencilla, únicamente hay que tener unos pequeños detalles en cuenta, que son básicos para el éxito del Salmorejo, el principal es unos ingredientes de alta calidad. Como siempre digo, unos tomates que sepan a tomate y un aceite de oliva virgen extra. 






(Para 4 personas)
  • 2 kg. de tomates maduros
  • 1 diente de ajo
  • 250 gr. pan blanco (o pan de viena) sin corteza
  • 1 vaso (250 ml.) de aceite de oliva virgen extra
  • sal (al gusto)
  • 2 huevos
  • 250 gr. jamón serrano en daditos









  • 1 batidora
  • 1 olla














Lo primero preparamos los tomates, para ello, los limpiamos y los tenemos que pelar y sacarles las pepitas. Se pueden pelar en frío, pero os llevará más trabajo, así que yo os explico mi truco: Les hacemos a los tomates un corte transversal a lo largo de todo el tomate (ver la foto). Ponemos una olla con agua a hervir e introducimos los tomates 20 segundos (no más, ya que si no se cocerían). Cuando los saques  verás que la piel sale muy facilmente.

Cortamos a dados los tomates y los introducimos en la batidora. Le añadimos el diente de ajo y batimos. Seguidamente le añadimos el aceite y también sal (al gusto) y volvemos a batir.

Por último, le quitamos la corteza al pan, lo cortamos en cuadraditos y lo añadimos a la batidora.

Y aquí viene otro nuevo e importante detalle, debemos batir la mezcla un mínimo de 5 minutos, hasta que veas que queda una mezcla lisa, emulsionada y sin grumos. Con la textura de un fino puré. Suerte de las nuevas tecnologías, porque aunque a Lola y a mi nos separan 850 km., pude enviarle una foto de mi salmorejo y ella me ayudó a que saliera perfectamente fino, ya que yo no lo había batido lo suficiente.

Se introduce en la nevera un mínimo de 4 horas para que enfríe.

Ahora pasamos a hervir los huevos, unos 8-10 minutos. Cuando enfríen, les quitamos la cáscara y los troceamos.

Una vez vayamos a servir el salmorejo, le añadimos por encima unos trocitos de huevo duro y de jamón serrano en daditos. 

Y a disfrutarlo.




14 comentarios:

  1. Buenisimo Noelia, hoy también lo he preparado yo y es que es algo delicioso, el tuyo ha quedado de vicio.
    Un biquiño.

    ResponderEliminar
  2. Que ricooo!! ya apetece!!! Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta Noelia, la receta es tal cual, me gusta mucho más que el gazpacho, pero también más contundente. Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose....había hecho otra versión hace un par de años, pero me dijeron que ésta es la buena. Besos!

      Eliminar
  4. Receta perfecta para el verano! Yo también soy más de salmorejo que de gazpacho, nada que ver!
    Saludos cocinillas!

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Hola Yo Enfermero...espero haberlo hecho exactamente como lo coméis vosotros. Saludos!

      Eliminar
  6. Buenísima recetas Noelia. Tiene us aspecto increible. Yo desde de conozco a Lola lo hago siempre así y sale riquísimo!!
    Besitos guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Manuela, absolutamente delicioso. Besos!

      Eliminar
  7. Enhorabuena Noelia!! Te ha salido del 10 !! Muchísimas gracias por hacerlo y compartirlo !!
    Muchos Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Lola, por ayudarme a que quedara así de bien. Besos!

      Eliminar

¡Gracias por hacer un comentario en catapunchinpun.com!