7 de abril de 2012

0

Mona de Pascua

Ayer tenía previsto hacer un pastel de cumpleaños con fondant, pero al final no lo he hecho, el caso es que ya tenía preparado el bizcocho MSC (ya sabéis que hay que hacerlo unos días antes para que coja cuerpo), por lo que tenía en la nevera uno molde de bizcocho "viudo" que cada vez que yo abría la nevera me decía "que va a ser de miiiiiiiiii????"...total que hoy he pensado que aprovechando que el lunes es el día de la Mona, y como nadie me regala mona a mi, pues qué mejor que hacerme yo una Mona.

Las Monas, son unas tartas, que suelen tener mucho chocolate, con figuras y huevos de pascua y que las regalan los padrinos a sus ahijados el lunes de Pascua.

Ya os digo de antemano, que para hacer esta Tarta, yo jamás usaría un bizcocho tipo MSC, si no que usaría un clásico bizcocho (ver aquí receta, pero sin las lágrimas de chocolate), pero yo lo tenía ya hecho y como las cosas no se tiran, lo he reaprovechado.

INGREDIENTES:
  • 1 bizcocho (ver la receta de un clásico bizcocho aquí)
  • 100 gr. mermelada (al gusto, yo le he echado de albaricoque).
  • 100 gr. nocilla
  • 150 gr. trufa (ver la receta de trufa aquí)
  • 100 gr. buttercream (ver la receta de buttercream aquí)
  • Lágrimas de chocolate
  • Virutas de colores

UTENSILIOS:
  • 1 cortador de bizcocho
  • 1 lengüeta
  • 1 batidora de varillas
 PREPARACIÓN:

La particularidad del bizcocho MSC es que es muy compacto y denso, para que aguante bien el peso de la masa fondant y sea fácilmente moldeable. Por lo que es aconsejable rellenarlo y cubrirlo.


Yo no voy a cocinar una tarta fondant, sino que voy a reaprovechar un bizcocho MSC que me ha sobrado para hacer una Mona, pero para que me salga lo más jugoso posible, voy a rellenarlo.


El bizcocho lo parto por la mitad, porque es alargado y planito, y ahora cada mitad la abro con el cortador de bizcocho, así coloco las cuatro capas una encima de otra, rellenando de nocilla-mermelada-nocilla.

Recortamos los bordes para que quede bien rectangular.


Preparamos trufa y con la ayuda de una lengüeta cubrimos los laterales de la tarta.

Preparamos la buttercream y con la ayuda de la lengüeta cubrimos la parte superior de la tarta.

En los laterales lo he decorado con virutas de colores y en la parte superior con lágrimas de chocolate y a la nevera hasta que lo vayamos a consumir.

Qué disfrutéis el día de la Mona, tanto los ahijados como los padrinos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por hacer un comentario en catapunchinpun.com!