30 de enero de 2012

10

Tarta Sacher (Sachertorte)

Hoy un capricho que me di el otro día; cocinar la famosa tarta Sacher o Sachertorte, es una tarta típica de Austria que consiste en 2 planchas gruesas de bizcocho separadas por una capa fina de mermelada de albaricoque y recubiertas por un ganache de chocolate....ya se te está haciendo la boca agua ¿verdad? Pues anímate a cocinarla, es un éxito garantizado.


INGREDIENTES:
  • 110 gr. mantequilla
  • 110 gr. azúcar glass
  • 110 gr. azúcar normal
  • 110 gr. almendras tostatas (sin piel)
  • 6 huevos
  • 150 gr. chocolate fondant
  • 100 gr. harina
  • 10 gr. levadura tipo "royal"
  • Mermelada de albaricoque (si este sabor no te gustara, siempre puedes cambiarlo, aunque la tarta original lleva mermelada de albaricoque- yo le puse de fresa y deliciosa)
(Para el glaseado, ganache o cobertura de chocolate)
  • 100 gr. nata
  • 150 gr. chocolate fondant
  • 30 gr. mantequilla

UTENSILIOS:
  • 1 bol
  • 1 batidora de varillas
  • 1 molde de unos 22 cm de diámetro
  • 1 picadora
  • 1 tamizador
  • 1 olla pequeña
  • 1 lengüeta

PREPARACIÓN:
Triturar las almendras y reservarlas.

Fundir el chocolate foundant en un plato al microondas (1.5 minutos) y reservar.

En un bol añadir la mantequilla en punto pomada y el azúcar glass y batir la mezcla.

Separar las yemas de las claras.
En el bol de la mantequilla ir añadiendo una a una las yemas, cada vez que añadimos una yema, batimos la mezcla.

Añadir ahora a esta mezcla las almendras y el chocolate y volver a mezclar muy bien.

Ahora pasaremos a montar las claras que teníamos en otro bol. En este bol con las claras añadiremos el azúcar normal y las semimontamos, hasta que quede con una textura "dura", con cuerpo.

Una vez semimontadas las claras, las vamos añadiendo poco a poco a la mezcla del chocolate, batiendo con mucho cuidado, a una velocidad bajita, para que las claras no bajen.

Seguidamente pasaremos a añadir la harina mezclada con la levadura, tamizada (si no tienes tamizador, ayúdate de un colador).

Lo mezclamos todo bien, que quede de un color uniforme.

El horno lo precalentamos a 180ºC y vertemos la mezcla en el molde, previamente untado con mantequilla y un poquito de harina (para que no se pegue).

En el horno tendremos la mezcla unos 45-50 minutos (vigilando los minutos finales, no vaya a ser que se nos queme), yo lo tuve 50 minutos.

Sacamos del horno y dejamos enfriar. Este paso de dejar enfriar es muy importante, ya que cuando sacamos un bizcocho del horno, tenemos muchas ganas de acabar la receta, a mi también me pasa y entonces en cuando cometemos el error de ir con prisas y es cuando se nos rompe todo. Así que sacamos del horno y nos olvidamos del bizcocho hasta que haya pasado por lo menos 1 hora, que se haya enfriado y podemos desmoldar sin romper.
Como ya tenemos el molde frío, ahora podemos cortarlo por la mitad y le echamos una fina capa de la mermelada y cerramos la tarta con la otra mitad del bizcocho.
Verás que el bizcocho al sacarlo del horno no ha quedado con la superficie plana si no abombada, pues bien, no nos queda otra que cortarle la parte superior para conseguir que quede plano. Lo cortas con mucho cuidado justo por donde el bizcocho empieza a disminuir de diámetro (mira la siguiente fotografía) y volvemos a añadirle una fina capa de mermelada.

  
Ahora pasamos a preparar el ganache de chocolate para la cobertura. 

En una olla poner la nata a hervir, cuando haya roto a hervir sacar del fuego y añadir el chocolate troceado y remover hasta que hayamos conseguido fundir el chocolate; en este punto, añadir la mantequilla en punto pomada y dejar enfriar en la nevera 10 minutos para que coja cuerpo.
Una vez pasados los 10 minutos, cubrir la tarta con la ayuda de una espátula, cubrimos la parte superior y los laterales. Dejaremos la tarta 1 hora fuera de la nevera y luego ya la podemos dejar en la nevera hasta consumirla, así conseguiremos que el glaseado brille. 


Cuando el glaseado se haya puesto duro, arreglamos la parte inferior de la tarta que nos habrá quedado con las sobras del glaseado que habrá caído de la tarta, así ya estará presentable.

Os aseguro que esta tarta la disfrutaréis muchísimo, es una delicia!

10 comentarios:

  1. Hola Noelia,ya hice tu tarta de chocolate que me salió exquisita,la hice más parecida a ésta porque le puse nueces y la hice al horno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola, yo originalmente hacía esa tarta con nueces...y está igualmente deliciosa. Saludos...Prueba la tarta sacher, porque yo me pensaba que aquella tarta de chocolate era la mejor que podía probar y te aseguro que ésta la supera. Ya me contarás. Saludos.

      Eliminar
    2. Es cierto, esta tarta supera a la primera. Hacedme caso, cocinadla. No os vais a defraudar.¡¡¡¡¡¡¡¡mmmmmmmmmmmmmmm!!!!!!!!!

      Eliminar
    3. Hola mama....¿deliciosa verdad? Muchas gracias por el comentario...la volveremos a hacer, porque está tremenda...Besos!

      Eliminar
  2. Tiene una pinta tremenda!! Un día de estos la hago y te cuento!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuela...te encantará, ya lo verás...un beso!

      Eliminar
  3. ¡Que buenísima está esta tarta... te ha quedado estupenda¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias...La verdad es que es que es una de las tartas que más me gusta...tu blog me encanta, lo sigo hace poco, pero está en mis favoritos. Saludos

      Eliminar
  4. Ay may que pinta... Qué hambre!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Germán, a ver si se presenta una ocasión especial y la cocino, porque está deliciosa. Besos!

      Eliminar

¡Gracias por hacer un comentario en catapunchinpun.com!