22 de diciembre de 2011

0

Pan de cebolla

Con esta receta me despido hasta el año que viene, el catapunchinpun.com descansa una semana, volvemos con más recetas el día 2 de enero. Que tengáis unas ¡FELICES FIESTAS! y disfrutar de lo que más os guste, de la familia, los amigos, la comida...

Hoy una receta de pan de cebolla. He comenzado a experimentar haciendo panes con difentes ingredientes, no es que sea invención, son tipos de pan que he probado en otros lugares con quizás más tradición "panera". Con la cantidad de esta receta me han salido 7 bollos.


INGREDIENTES:
  • 270 ml. agua tibia
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 450 gr. harina de fuerza
  • 1 paquete de levadura prensada (25 gr.)
  • 1 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cebolla grande

UTENSILIOS:
  • 1 bol
  • papel de horno
  • bandeja de horno
  • 1 batidora de varillas para amasar 
  • 1 sartén
PREPARACIÓN:

En un bol echamos  el agua tibia con el aceite, añadimos la levaduran prensada y la deshacemos, seguidamente echamos en el bol la harina, el azúcar y la sal. Amasamos con la máquina o a mano (si no tienes amasadora).

Amasamos muy bien, hasta que la masa sea elástica y pueda cogerse con las manos sin pegarse (si necesitamos añadir un poquito más de harina, lo hacemos).

Dejamos reposar 30 minutos la masa tapada en un lugar cálido (yo la metí en el horno, sin calentar).

La masa habrá doblado su volumen, la sacamos del bol y ayudándonos con un poco de harina en las manos, le quitamos el aire y le añadimos la cebolla, que hemos pochado previamente. Volvemos a masar dando la forma que deseemos al pan. Yo hoy decidí hacer panecillos.

Cuando tengamos los panecillos hechos, los vamos poniendo en la bandeja de horno, un poco separados, porque volverá a casi doblar el volumen y los tapamos. Los dejamos reposando 1 hora.

Cuando casi haya pasado la hora, ponemos el horno a precalentar a 200ºC.

Introducimos los panes en el horno a 180 ºC más o menos 30-35 minutos, dependiendo del tamaño que hayamos hecho los panecillos. Cuando ya estén casi hecho, pulverizamos agua por encima de los panecillos (esto es para que queden un todo dorado en la corteza).

Y listos para comer. A disfrutarlos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por hacer un comentario en catapunchinpun.com!