21 de noviembre de 2011

4

Rösti


Hoy una receta salada....¡ya tocaba!

La receta de hoy me hace especial ilusión, porque ha sido fruto de casualidades entre Annabelle P. y yo. Sé que Annabelle es de las lectoras más activas del blog y le agradezco mucho que haya pensado en el "catapun" cuando hace unos días se puso a cocinar y pensó en hacer fotografías de la elaboración de este plato para enviármelas, junto con la receta. Es lo que más ilusión me hace, porque si bien, a mi me gusta cocinar, me encanta recibir vuestras recetas, publicarlas en el blog y poder cocinar cosas nuevas.

La receta de hoy es una receta tradicional de su tierra, Suiza. Me ha explicado que allí se suele comer como acompañamiento, normalmente de carnes, pero si quieres algo más ligero, por ejemplo, para una cena, se puede acompañar perfectamente con una ensalada.

Os explico un poco de historia del plato que me ha facilitado Annabelle: A este plato también se le conoce como "la barrière de Rösti" (Röstigraben) ("frontera de Rösti"), el nombre viene de la diferencia de mentalidades y rivalidad entre los Suizos francófonos (que hablan francés) y los Suizos germánicos (que hablan alemán), que desde siempre han sido un poco "enemigos", para que lo entendáis, es algo así como Catalunya y el resto de España.



INGREDIENTES:
 

  • Patatas (5-6 para un rösti medio)
  • 1 cebolla grande
  • Aceite
  • Sal, pimienta a gusto
 UTENSILIOS:
  • 1 rayador
  • 1 olla
  • 1 sartén (importante que no se pegue)
PREPARACIÓN:


Primero hay que cocer las patatas, y dejarlas enfríar, hay que cocerlas pero al punto de que no se rompan, deben quedar un poquito firmes para poder rayarlas despues sin que se "derritan" (10-15 min a partir de la ebulición).
Reservamos la patata.

Picar la cebolla y rallar las patatas con un rallador de agujeros gordos.

En una sarten, freir/pochar la cebolla y luego añadir las patatas rayadas, dejar 10 minutos que se dore mezclando la cebolla con las patatas y después girar la tortilla para dorar el otro lado. Añadir sal y un poco de pimienta al gusto.


Ya está lista para comer. Comerla calentita con una ensalada o lo que apetezca.


Existen muchos otros tipos de rösti, se pueden hacer sin cebolla, con cebolla, con tiritas de bacon, salchichas, jamón, etc... pero según Annabelle, esta es la receta más sencilla y más deliciosa.

A disfrutarla.


4 comentarios:

  1. jejejeje...habia olvidado decir que a veces los como con queso fundido (tipo "cancoillotte" queso de mi region) y es mortal...ahora, las calorias tambien!! :-))
    Un beso y que empeza bien la semana!!!

    ResponderEliminar
  2. ostras...con queso...mi perdición...esa versión debe estar de muerte.
    Besos y que te vaya también bien a ti la semana.

    ResponderEliminar
  3. uy que rico! me la imagino con vegetales salteados y un pollo a la plancha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo hacerla...está muy rica!!! Saludos

      Eliminar

¡Gracias por hacer un comentario en catapunchinpun.com!